10/20/2011

Conductas agresivas en niños de primaria

La agresividad infantil constituye una de las principales quejas de padres y educadores respecto de los niños, dándose con frecuencia. A menudo nos enfrentamos a niños agresivos, manipuladores o rebeldes pero no sabemos muy bien cómo debemos actuar con ellos o cómo podemos incidir en su conducta para llegar a cambiarla.

Pero sin duda, uno de los principales problemas presentados por la agresividad infantil es el de su elevada correlación con trastornos equivalentes a adultos, especialmente relacionados con la conducta antisocial. Un comportamiento excesivamente agresivo en la infancia predice no solo la manifestación de agresividad durante la adolescencia y la edad adulta, sino la existencia de una mayor probabilidad de fracaso académico y de la existencia de otras patologías psicológicas durante la edad adulta, debido fundamentalmente a las dificultades que estos niños encuentran en socializarse y adaptarse a su propio ambiente.
El nivel de educación es cada uno de los tramos en que se estructura el sistema educativo formal. Se corresponden con las necesidades individuales de las etapas del proceso psico-físico-evolutivo articulado con el desarrollo psico-físico social y cultural. Los niveles de educación son: básica, secundaria, medio superior y superior (1). La estructura se define como las partes que integran el sistema educativo mexicano, las cuales son: los educando y los educadores; las autoridades educativas; los planes, programas, métodos y materiales educativos; las instituciones educativas del Estado y de sus organismos descentralizados; las instituciones de los particulares con autorización o con reconocimiento de validez oficial de los estudios; y las instituciones de educación superior a las que la ley otorga autonomía.

El maestro es aquella persona que enseña una ciencia, arte u oficio, o tiene título para hacerlo; mientras que el estudiante es su discípulo, respecto de su maestro, de la materia que está aprendiendo o de la escuela, colegio o universidad que estudia (3).
El programa educativo es el instrumento curricular donde se organizan las actividades de enseñanza-aprendizaje, que permite orientar al docente en su práctica con respecto a los objetivos a lograr, las conductas que deben manifestar los alumnos, las actividades y contenidos a desarrollar, así como las estrategias y recursos a emplear con este fin (4).
La instalación es el recinto provisto de los medios necesarios para llevar a cabo una actividad profesional o de ocio.

En nuestro país, la educación es uno de los ámbitos a los se debe aportar más, pero de manera contraria nos encontramos en un gran número de problemáticas que se presentan desde el nivel preescolar donde se observa la poca importancia a este nivel que debería ser la base para los demás eslabones de la educación; en la educación primaria se tiene insuficiencia de recursos o  inequidad en la distribución. En la educación secundaria se necesita una reorganización de los contenidos y de la estructura de la misma. En lo que respecta a la educación media superior se ha convertido en una etapa aun cuando denota una escasa cobertura, las altas tasas de deserción, la inequidad y la calidad. Para finalizar,  el nivel superior presenta altas tasas de deserción por la falta de apoyos económicos a este nivel además de que se encuentra prácticamente estancado.
Algunos maestros siguen utilizando estrategias de enseñanza ortodoxas que no permiten al alumno que sea autónomo y creativo en las soluciones de los problemas, pues solo son receptores de información, por ende no desarrollan las capacidades necesarias para enfrentarse a situaciones reales. Sin embargo, el estudiante no cumple con sus obligaciones como leer, hacer tarea, poner atención, participar, la mayoría de las ocasiones es debido a que no tienen tiempo para realizarlas porque trabajan y llegan cansados a la escuela y sin comer.
El mayor problema que presentan los programas es la inadecuada aplicación por parte de los maestros, ya que los programas actualmente están diseñados por competencias, lo cual le abona en el desarrollo de las habilidades y llevarlas a la práctica.

Las escuelas que mayor problema presentan respecto a las instalaciones son las rurales, pues aún no les llega la tecnología, debido a las condiciones que se encuentra la comunidad.
Se define deserción como el abandono de las actividades escolares antes de terminar algún grado o nivel educativo (Secretaría de Educación Pública [SEP],  2004). La CEPAL (2003) reporta que, en promedio, cerca de 37% de los adolescentes latinoamericanos que tienen entre 15 y 19 años de edad, abandona la escuela a lo largo del ciclo escolar. Asimismo, se afirma que la mayor parte de la deserción se produce una vez completada la secundaria y frecuentemente, durante el transcurso del primer año de la enseñanza media superior.
En México, el incremento de la deserción en nivel medio superior, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), está asociado a un bajo presupuesto para la educación, sumado al bajo ingreso percibido por sus habitantes.
La deserción escolar no es una decisión individual, está condicionada por diversos factores contextuales como:
1) Económicos, que incluyen tanto la falta de recursos en el hogar para enfrentar los gastos que demanda la asistencia a la escuela, como la necesidad de trabajar o buscar empleo.
2) Problemas relacionados con la oferta o ausencia de establecimientos destinados a impartir educación de este nivel, lo que se relaciona con la disponibilidad de planteles, accesibilidad y escasez de maestros.
3) Problemas familiares, mayormente mencionados por niñas y adolescentes, relacionados con la realización de quehaceres del hogar, el embarazo y la maternidad.
4) Falta de interés de los y las jóvenes, lo que incluye también el desinterés de los padres para que continúen con sus estudios.
5) Problemas de desempeño escolar, como el bajo rendimiento, la mala conducta y problemas asociados a la edad (5)
La deserción escolar es un fenómeno multifactorial que afecta diversas áreas en las que se desarrolla el individuo, por esto es conveniente su intervención desde un enfoque que abarque las diferentes áreas del estudiante.
Se requiere que los  maestros estén comprometidos para entender, ayudar y sacar adelante al alumno también para orientarlo para que encuentre una empatía con el sistema educativo, el maestro o la escuela misma le tendrá que ayudar para que le agrade el estar asistiendo a un lugar así.
Elaborar al inicio del curso una ficha económica de la alumna o alumno para identificar la situación en la que vive, la cual le permitirá entender cuáles son las posibilidades de sobrevivencia dentro de la escuela, una vez identificado a los alumnos  en situación de ingresos vulnerables apoyarlos con los programas que el gobierno ofrece al sistema educativo.
Es importante que los padres estén al pendiente de sus hijos, les dediquen tiempo, los enseñen a cumplir sus obligaciones escolares,   impulsándolos a participar en  actividades extracurriculares para que así el alumno se identifique con esa vida escolar y se motive para seguir asistiendo a clases.
Identificar las necesidades especiales, es decir, consultar con el personal de la escuela, para determinar si el estudiante podría tener un problema de comportamiento o aprendizaje específico que interfiere con el aprendizaje.
Cuando a un estudiante no le va bien en sus calificaciones, reprueba algún grado, tiene problemas de conducta hay que averiguar qué es lo que está pasando, ya que son los que habitualmente se apartan de la vida escolar.

Actualmente es un problema muy frecuente dentro del ámbito educativo en todos los niveles, sin embargo se considera como algo normal restándole importancia



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada